El cerro de la culebra

Esto sucedió en el Caserío “ Los Ríos”, cantón Cedros, jurisdicción de Anamorós, en el departamento de La Unión. Todas estas curiosidades se encuentran muy cerca de Anamorós, donde la leyenda se sigue relatando con caracteres de realismo.

El cerro de la culebra

En este lugar hace muchos años existían muchos indios y pasó que el jefe, o sea el que tenía el mando (Cacique) vivía en desacuerdo con los indios del pueblo de Anamorós, hasta que un día dijo el indio de Cedros que iba a destruir el pueblo vecino, y se convirtió en una serpiente muy grande y gruesa que se introdujo bajo las rocas.

Pero el indio de ese lugar se dio cuenta de las malévolas intenciones de su vecino, por lo que se puso arriba del pueblo a hacer un cerro de piedras en forma de tapesco, poniendo rocas una encima de otra hasta que llegó a una altura bastante considerable, para localizar la famosa serpiente embrujada.

De repente pasó que la serpiente iba debajo del cerro con un rumor extraño y aterrador.

El indio de Anamorós lo estaba vigilando con una flecha envenenada, con la cual le dio muerte partiendo el cuerpo en dos partes: la cabeza cayó en un río formando una poza muy profunda, denominada “poza bruja” la cola causó en el río de Anamorós, formando otra poza , llamada poza de la Medina, el cerro ha quedado roído en forma de serpiente, por lo que se conoce como Cerro de la Culebra.

Lo mismo ha quedado el cerro de piedras en forma de tapesco, del otro indio, que para defenderse de su enemigo tuvo que recurrir a tal trabajo.

Lee también:  La mujer del volcán de San Vicente

También podrías leer...

Deja un comentario

contadores web