La cueva del Cura

Entre las aguas termales del río Agua Caliente se esconde una cueva a la que se le atribuye la leyenda de un sacerdote, que, según algunos lugareños, maldijo el pueblo sonsonateco de Caluco.

Aunque no todos conocen las historias que giran en torno al río, muchos son los que llegan a disfrutar de las aguas termales de este hermoso paraje ubicado a poca distancia del núcleo urbano.

La cueva del Cura

No obstante, según cuenta la gente, quienes más lo aprovechan son las parejas de enamorados que se bañan en el río y se esconden en la cueva que está semioculta bajo una pequeña cascada.

En contraste con la leyenda moderna de la cueva de Agua Caliente, está la historia antigua que habla sobre un sacerdote de Caluco.

Según narra la leyenda, en el pueblo, al igual que sucede en el vecino municipio de Izalco, había muchos brujos y éstos un día cometieron una grave ofensa hacia la iglesia católica.

En el pueblo estaba muy extendido el nahualismo, es decir, la creencia de que los hombres se pueden convertir en animales, por lo que un sacerdote llegó al pueblo a oficiar las misas. Pero sucedió que cuando el cura decía la misa no llegaba ningún feligrés, sino que acudía toda clase de animales a bailar en las puertas del templo.

Se dice que llegaban gatos, garrobos y chumpes a molestar al cura. Éste, desesperado, optó por irse del pueblo, no sin antes lanzar una maldición sobre él.

Antes de partir, el sacerdote enterró la figura de Cristo boca abajo en la entrada del templo. Poco tiempo después, hubo grandes terremotos que destruyeron el antiguo templo y dañaron mucho el pueblo.

Lee también:  El jinete sin cabeza

El sacerdote huyó a refugiarse a una cueva para evitar que lo capturaran por lo que había hecho. Desde entonces, a la cueva del río Agua Caliente se le conoce como la cueva del cura.

Debido a esta leyenda es que dicen que Caluco es el pueblo maldito. Según los datos registrados en los libros de historia del pueblo, el progreso que se ha visto en el lugar es muy poco y esto es atribuido a la maldición que dejara el sacerdote en la época de la colonia.


También podrías leer...

Deja un comentario

contadores web