La virgen de Dolores

Dolores es un municipio de Cabañas que es visitado por miles de pobladores de la zona, así como por feligreses de Honduras y Guatemala, países hacia donde también ha trascendido “lo milagroso” de la Virgen de este lugar.

La Virgen de Dolores es llamada así, porque expresa el sufrimiento de la madre de Jesucristo al contemplar el martirio de su hijo. 

Los feligreses de esa localidad se reúnen martes y viernes para ofrendar el Rosario con los misterios dolorosos. Durante las fiestas que duran siete días, cientos de pobladores aprovechan para ofrecer a los visitantes artesanías y objetos propios de la zona.

La virgen de Dolores

La leyenda

La imagen de la Virgen de Dolores se veneraba en un sencillo templo que databa desde 1781, pero ese valor histórico fue recientemente destruido por decisión de un sacerdote imprudente al remodelar el templo sin conservar su riqueza histórica. CONCULTURA de esa época no lo evitó.

Según la leyenda oficial, la figura fue encontrada accidentalmente en el lugar donde está en la actualidad la iglesia católica; al hallazgo varios campesinos decidieron llevarla hacia Sensuntepeque para darle culto en esa localidad; sin embargo, conforme iban avanzando por los caminos, la Virgen se volvía cada vez más pesada y por eso se hizo imposible seguirla cargando.

Fue así que con la autorización de las autoridades religiosas, los campesinos edificaron un templo en el mismo lugar donde fue encontrada.

Desde ese entonces la Virgen fue la que les enseñó el lugar exacto donde quería tener su iglesia y por esa petición divina se construyó el templo de sendas paredes de adobe y enormes puertas.

Lee también:  La Virgen de La Paz

Versión no oficial de la virgen

Una versión no oficial que se maneja desde hace muchos años a través de las generaciones es, que la imagen de la Virgen fue encontrada en el llano de San Cristóbal, el pueblo de Titihuapa o La Puebla y que posteriormente pasó al lugar que hoy ocupa.

Según algunos ancianos de Dolores, un sacerdote trasladaba la imagen de La Puebla al lugar que hoy ocupa, y lo hacía en horas de la noche, engañando a la gente diciéndole que a la virgen no le gustaba el lugar en donde la tenían.

Debido a asa situación, el pueblo junto con la Virgen de Dolores fue trasladado de las orillas del río Sisicua, con el nombre de Pueblo Nuevo de Titihuapa; al lugar que hoy ocupa, en 1781.


También podrías leer...

Deja un comentario

contadores web